LA ESPERADA CARTA DE NERA

5854_1158262270003_1031145345_30462859_533061_nHola! Soy Nera, he puesto a mi secretario particular a que cuente mis batallas
mientras yo estoy despanzurrada sobre la alfombra, que tengo que descansar antes de
mi siguiente correría.
Como sabeis, ya soy del botxo desde hace un tiempito, y llevo unos tres meses
viviendo en las Siete Calles, en Barrenkale, donde quien no me saluda, se gira a
mirarme, ¡por algo soy la princesa Nerita!, aunque hay veces que como voy como una
bala oscura algún que otro se desnuca; ¡es que mira que sois lentos los humanoides!

Pues lo dicho, hará como tres meses que me trajeron a esta casa con mis amigos Soro
y Hankaluze, donde nos recostamos sobre mi nueva cama gigante los tres, más bien! y
cuando marcharon y me dejaron la cama entera para mi, mejor aún! y luego Joseba se
extrañaba de que no me quisiera marchar de mi nueva casita…

…Aunque en ella hay dos hombres con los que me toca compartir espacio, a los que
al principio me ha costado un poco acostumbrarme, porque mira que son mandones! A mi
que me gustaba tanto rebuscar entre los containers de la calle y apropiarme de los
curruscos de los panes que sobresalían de las bolsas y estos dos que no me dejan tú!
aunque en casa nunca me falta un plato ni agua, por lo que ya como tranquila y sin
ninguna prisa… aunque no renuncio a los pintxos y bocatas que encuentro por mis
bares favoritos (eso si, me estoy quitando del pan, que prefiero lo que le acompaña,
y así mantengo mi linea estilizada para cuando voy a la playa).
Mis dos nuevos compañeros de piso me pasean con sus amigos de un lado a otro, los
cuales dicen que se nota bien claro que la niña es adoptada, ahora bien, está por
ver si el dicho de que los dueños y los amos se acaban pareciendo hará adelgazarles
o si reventaré yo (mi empeño le pongo).

Pasadas unas semanas, mis dueños me dajaban tiempos muuuuuuy largos para mi, y como
me aburría en casa jugueteaba con lo que encontraba a mano. A mis compañeros de piso
creo que no les hace mucha gracia encontrar marcas de mis mordisquitos en ciertas
cositas pero a mi me da bastante igual, la verdad. Y además, he aprendido a comer
nueces y todo.

De vez en cuando me llevan a la playa, donde me encanta corretear, la primera vez
fue en Donostia, una noche con marea baja en la playa de la Concha, y me lo pasé de
bien! la gente me miraba hipnotizada con mis idas y venidas. Eso si, al agua no me
acerqué, que se movía mucho y sacaba ruido. La última vez que fui fue hace una
semana, en Sonabia, y esta vez sí que he nadado y he andado entre las rocas, y el
mar no me disgusta del todo, siempre y cuando esté con mis compañeros. Tambien me
llevan al campo, donde juego entre maizales y pastos. Por cierto que me apasionan
las vacas, me dejan hipnotizada!

Y no me pierdo los eventos de nuestro Pais, aunque los celebro a mi manera. Porque
aunque ladro a los indues y negros me llevaron al día de los Arroces del Mundo
contra el racismo, y allí me ataron junto a mis amigas Txipirona y Jacobo. Yo,
superheroina donde las alla, fui la más libertadora de todas las congregadas.
Primero corté la correa de Txipirona, luego la de Jacobo, y para acabar la mía.
FREEDOM FOR ALL!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: